Elaboración de la yerba mate

Mucho antes de que su composición química fuera descifrada por expertos, los aborígenes usaban la Ilex Paraguariensis o yerba mate, no solo por su sabor sino porque reconocieron sus virtudes: aumenta la resistencia al cansancio y calma la sed y el hambre. Los procesos de elaboración previas al consumo eran escasos y rudimentarios.

Hoy en día todo se ha perfeccionado. Antes que nada hay que saber que las pequeñas plantas de yerba mate, crecen en viveros y seis meses después son trasladadas al campo, pero que llegan a plena producción a los 9 años.

Entonces se las cosecha y son sometidas a los siguientes procesos: Zapecado: las hojas se exponen al fuego directo unos segundos para detener los procesos enzimáticos y conservar el color. Secado: para quitarles la humedad. Canchado: las hojas secas son trituradas y luego se las estaciona. La yerba recién secada aún no es apta para el consumo. Solo luego de haber descansado en cámaras de maduración adquiere el sabor, aroma y color que la distingue. En la molienda, las hojas y tallos se separan y siguen diferentes procesos de clasificación hasta obtener las fracciones de hoja que, junto con el tallo quebrado, se mezclarán para obtener la famosa yerba mate.

Existe también la yerba sin tallo, de molienda fina y variantes como las saborizadas o mezcladas con hierbas medicinales o aromáticas.

A continuación les dejo un video explicativo del INYM (Instituto Nacional de la Yerba Mate):

Elaboración de la yerba mate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s